Concierto de Beyoncé y Jay-Z en Barcelona: renovación de votos mainstream

logo-cenar-en-barcelona

Vivo. Viajo. Con los pies en el periodismo y la cabeza en el mundo digital… A veces me paso por Barcelona y lo cuento”.

Post a cargo de Yacarlí Carreño, bloguer invitada

Después de su última visita a España, en 2016, y del huracán mediático desatado tras la infidelidad de su marido, Jay-Z, Beyoncé ha vuelto a Barcelona y ha decidido no hacerlo sola. Esta vez, la diva del pop ha compartido escenario con su compañero de vida -en una gira conjunta- que ha logrado agotar las entradas y llenar el Estadio Olímpico de Barcelona con más de 47.000 espectadores.

Tal y como habrían declarado antes a diversos medios de comunicación, la crisis por la que atravesó su matrimonio a finales de 2017 habría sido dura, pero el show debe continuar, y los cantantes han utilizado el arte para volver a crear y creer en el amor. Lanzaron nuevo disco como The Carters y se lanzaron a por la gira mundial OTR II.

Su renovación de votos -mainstream- llegó a Barcelona el pasado miércoles 11 de julio abriendo el escenario con la sentencia de la noche: ¨This is real love¨. Lo suyo -según dicen- es amor de verdad y lo han querido compartir con el mundo a través de una selección de cerca de 40 canciones que han interpretado juntos y en solitario, alternándose en el escenario.

La cita comenzó justo a la hora prevista en un estadio que aún se seguía llenando. Se iluminaron las enormes pantallas colocadas detrás de la tarima mostrando un vídeo alternativo entre imágenes de la boda de los intérpretes, sus últimas vacaciones y un mix de sus historias: la diva y el gánster. Clara declaración de intenciones de lo que sería la noche.

Concierto Beyoncé y Jay-Z Barcelona 2018

Se abrieron las pantallas dejando al descubierto cuatro plantas por las que, primero, bajaron en una especie de ascensor, los protagonistas, y, luego, se irían alternando: bailarines y músicos formando una orquesta vertical.

Concierto Beyoncé y Jay-Z Barcelona 2018

Llegaron a la tarima principal (una de las más grandes vistas) con su mejor pose de divos y, eso sí, cogidos de la mano. Imponentes, para interpretar el primer tema de la noche: Holly Grail, mientras entre la tarima y las pantallas se formaba una suerte de iglesia haciendo constantemente honor al matrimonio de la pareja y sus votos.

Concierto Beyoncé y Jay-Z Barcelona 2018

Siguieron así con 03 Bonnie & Clyde consiguiendo demostrar lo bien que se complementan musicalmente.

Drunk in love

Vibró el estadio completo al sonar los acordes de las canciones más conocidas de la diva. Embriagados de amor todos los fans con un espectáculo que no defraudó. 17 bailarines, músicos, un muro de pantallas gigantes, buen sonido, juego de luces y hasta fuegos artificiales.

Concierto Beyoncé y Jay-Z Barcelona 2018

Un escenario idílico en el que, por supuesto, también destacó la reina del R&B por sus llamativos bailes y su potente voz, perfecta en todo momento. Tal y como también se mantuvieron sus rizos afroamericanos movidos constantemente por el viento y los diversos cambios de vestuario en los que demostró ser una auténtica Diva. En prácticamente cada bloque de dos o tres temas que interpretó cada uno de los artistas hubo una renovación integral del atuendo.

¡¿Y dónde está mi gente?!

Seguro uno de los momentos más animados y sorprendentes de la noche en la que Beyoncé no dejó de lado los covers que ha cantado junto a otros artistas, como es el caso de Mi Gente, con J. Balvin. El ritmo latino de esta canción no dejó a nadie quieto en el Olímpico de Barcelona.

El recinto congregó a un público bastante heterogéneo. Gente de todas las edades, nacionalidades y estilos, coreando alternativamente sus canciones; que se sabían también una que otra canción y hasta se mostraban contentos de ver en directo a Jay-Z pero que, sin duda, se estremecían cuando Queen B hacía su puesta en escena.

No faltaron quienes más disfrutan intentando emular las coreografías de la estrella de la noche recordándonos ésta ya frase popular:

¨Beyoncé será Beyoncé pero nunca sabrá qué se siente cuando te ponen en una fiesta Beyoncé y bailas creyéndote Beyoncé.¨

*Cuánta razón, @Irenovski*

Flawless

Después de cada actuación de Jay-Z, volvía Beyoncé irrumpiendo en el escenario con tacones altísimos y sus movimientos perfectamente coordinados, recordando constantemente quién era la reina de la noche. I´m feeling myself, Baby boy, Countdown y Sorry no pudieron faltar.

Musicalmente fue un concierto diverso. Hubo momentos jamaicanos, latinos, funk, dance, R&B, rap y trap. Todos interpretados como su canción: Flawless.

El escenario contó con par de plataformas fijas que se adentraban en el público, además de una plataforma flotante que se elevaba sobre las zonas VIP del concierto al ritmo de los mejores éxitos interpretados.

Ring the alarm

En esta parte del concierto se evidencia la esencia de una gira que ha sido también un camino personal.

Sonaron fuerte las alarmas recordando este temazo de la diva. Y, tras ellas, Beyoncé tuvo su momentazo vocal cantando sola en el escenario I see you there. Fue la pausa romántica de una noche en la que contaron su historia a través del repertorio: Resentment y You lied fueron algunas referencias a la crisis por la que ha pasado el matrimonio.

La pareja parece haber hecho catarsis con algunos de los temas que ahora cantan como The Carters, antes de seguir con Take me higher, Upgrade you y Partition.

El momento Girls

¨Who run the world? Girls!¨

Saltó el discurso público de Beyoncé en el que se declara feminista y se rebela contra una sociedad que nos hace competir entre nosotras para complacer a los hombres, antes que luchar por nuevas oportunidades para nosotras mismas. Aún al salir del estadio, tras las dos horas de concierto, se podía escuchar a las chicas corear esta canción con vehemencia atravesando el Montjuic.

My skin is black

Memorable la interpretación de The story of O.J por parte de Jay-Z con audiovisuales poderosos reivindicando también su posición ante el racismo.

¨Skin is, skin, is

Skin black, my skin is black¨

A pesar de que ambos artistas tuvieron sus momentos, no dejan de sorprender algunas de las reseñas publicadas al día siguiente destacando que -al menos en esta ocasión- era muy obvio que Jay-Z venía en calidad de ¨marido de…¨. No sería la primera vez que pasa ni seguramente la última. Por un momento, y por una vez, en lo personal, me alegra que el titular en este caso no sea ¨la mujer de…¨. Ella es claramente más reconocida en España y en consecuencia ha reaccionado el público. Cada uno brilló a su manera y el espectáculo no defraudó. Eso debería trascender cualquier otro hecho relacionado con sus vidas personales, a pesar del juego que han decidido sacarle en esta gira.

Tuvieron momentos para brillar juntos durante el concierto. No hay duda de que sobre el escenario se complementan muy bien. Estuvo más que claro en canciones interpretadas por los dos, como Deja vu; y el primer éxito de la cantante como solista, Crazy in love, que -obviamente- no pudo faltar.

Endless love

El final del concierto fue claramente su renovación de votos. Salieron brillando al escenario después de repasar algunas imágenes en las que figuraban vestidos de novios. Sorprendieron con una versión de “Forever Young” de Alphaville y un mensaje claro a toda luz en la pantalla: This is real love.

A pesar de que pueda ser cuestionable el hecho de que la pareja haya decidido compartir tanto de su vida privada y su situación sentimental, no dejan de ser artistas, especialistas en transformar sus vivencias en arte. Como espectadora, lo agradezco.

Dentro del show se ha visto una pareja compenetrada musical y personalmente. Una fórmula que funciona. Como romántica que soy, creo en unas declaraciones de Beyoncé que leí hace poco en algún lugar de la web en las que decía que -como individuos- después de tantos años y una familia juntos, habían llegado a ese punto en el que no podían contar la historia de uno separándola de la del otro.

Como sigo creyendo en las historias de amor (hasta que se demuestre lo contrario) me emocioné y disfruté ese momento catártico final de Queen B cantando junto a su amor, después de todo, Perfect Duet, el sencillo que lanzó y escribió con Ed Sheeran.

Well I found a man, stronger than anyone I know

He shares my dreams, I hope that someday we’ll share a home

I found a love, to carry more than just my secrets

To carry love, to carry children of our own

We are still kids, but we’re so in love

Fighting against all odds

I know we’ll be alright this time

Darling, just hold my hand

Be your girl, you’ll be my man

And I see my future in your eyes

Well baby, I’m dancing in the dark, with you between my arms

Barefoot on the grass, while listening to our favorite song

When I saw you in that dress, looking so beautifulI don’t deserve this, darling, you look perfect tonight

Estamos en Facebook. ¿Nos sigues?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s